Anabel

#sensibilizARTE

Me acerqué al despacho que SensibilizARTE tiene en Gros, porque, conocí a Tamara y verla fue dejarme llevar por mi intuición que vio en ella un “don”.
El espacio, el tempo, el clima, el masaje…, todo, era parte de una “unidad” a la que la experiencia me llevaba, en cada una de la serie de 8 sesiones del proceso. Experimentar “esa unidad” a través de “mi conciencia corporal”, fue para mí, el gran valor, su don.